El CETAL en la actualidad está trabajando en varios proyectos, entre ellos, el estudio de la suscripción de un convenio para obtener una proteína a través del aprovechamiento de la sangre de los animales sacrificados.

Dicha proteína podría reutilizarse, como explica el director general del centro, Eduardo Vidal Baamonde, para la "elaboración de piensos o para el sector industrial que demanda este tipo de proteína". El CETAL invertirá 360.000 euros para la obtención de ese elemento proteínico a través de una planta de FRICOSA en Culleredo, que confía que esté elaborada el próximo año.

También trabaja en el aprovechamiento del suero de las queserías, sobre todo de las pequeñas, para tratar de poner este subproducto en valor en el mercado otra vez, bien como productos que sean demandados por alguna industria o bien para que sean utilizados como biocombustibles de segunda generación.

Así mismo, durante la última reunión del patronato se acordó destinar 2,4 millones de euros para el nuevo edificio que albergará el CETAL, a partir de 2011, instalaciones que se localizarán en la zona de San Fiz de la capital luguesa.


Déjanos un comentario, tu opinión es importante
La Fundación en imagenes

Roles x