El servicio clínico de rumiantes de la Facultad de Veterinaria de Zaragoza: de la Universidad al campo / Luis Miguel Ferrer

Opiniones y Experiencias - 25 Jan, 2019

Luis Miguel Ferrer
Departamento de Patologia Animal
 Facultad de Veterinaria - Universidad de Zaragoza
Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2)

Colaboradores: Delia Lacasta y Juan José Ramos
Departamento de Patologia Animal
 Facultad de Veterinaria - Universidad de Zaragoza
Instituto Agroalimentario de Aragón (IA2)

El Servicio Clínico de Rumiantes (SCRUM) opera desde la Facultad de Veterinaria de Zaragoza y está adscrito al Hospital Veterinario de la Universidad de Zaragoza desde hace cinco años, aunque con anterioridad, desde el año 2003, ya venía colaborando con profesionales dedicados a la clínica y empresas relacionadas con la ganadería de rumiantes. El servicio está formado por tres Profesores titulares, firmantes del presente artículo, un becario de la Catedra Bantierra-Ruralia, una residente del European College of Small Ruminant Health Management y 20 alumnos internos de 4º y 5º curso del Grado en Veterinaria. Además, contamos con la colaboración de diferentes profesores especialistas de otras tantas áreas de estudio de nuestra Facultad y de otros centros de nuestra Universidad. 

Este servicio basa su razón de ser en cuatro pilares bien diferenciados, como son: la formación para los alumnos de los últimos cursos del Grado en Veterinaria y postgrado, el diagnóstico, como labor de apoyo a los veterinarios clínicos, la investigación aplicada al sector de los rumiantes y la difusión / divulgación de conocimientos generados para beneficio de los profesionales y empresas del sector: veterinarios, ganaderos, etc.

La actividad diaria del SCRUM se basa en el apoyo al diagnóstico clínico de los profesionales del sector, con una vocación clara de ayudar a los ganaderos, siempre a través de sus veterinarios, proporcionando un servicio de diagnóstico completo sin coste alguno. Desde que se creó el servicio, el número de casos clínicos recibidos en el SCRUM se ha ido incrementando año tras año y en la actualidad se reciben y estudian anualmente más de 300 animales, fundamentalmente pequeños rumiantes, procedentes de casos clínicos y de animales de desecho. La actividad investigadora deriva, por una parte, del estudio de los animales remitidos, que revierte de manera directa después tanto en los ganaderos como en los veterinarios clínicos, en forma de nueva información que permite mejorar diversos aspectos del sistema de producción del ganado ovino, y, por otra, deriva de los proyectos de investigación aplicada a problemas concretos o mediante la colaboración con empresas, cuyos resultados también trascienden al sector en forma publicaciones, patentes o aplicación directa de los nuevos conocimientos.

El SCRUM también pretende una labor de difusión y comunicación de la Universidad con la sociedad. Por una parte, tratamos de transmitir a nuestros alumnos el valor de la cultura, el saber hacer y el esfuerzo de nuestros ganaderos. Para ello, intentamos que conozcan de forma directa el medio rural a través de actividades como el trabajo en granjas ovinas, donde los estudiantes van a colaborar con los ganaderos en las temporadas de partos, o conviviendo con ganaderos trashumantes y recorriendo en su compañía y en la de sus ganados la Cañada Real Conquense, durante 24 días. 

Por otra parte, cada año, con toda la información generada, se elaboran artículos y hojas técnicas divulgativas, se organizan presentaciones para ganaderos y veterinarios en jornadas divulgativas, así como en congresos científicos nacionales e internacionales. En esta tarea de difusión tratamos de implicar a los alumnos internos para que adquieran práctica y destreza en la comunicación, siendo ellos los que exponen los casos que han trabajado de forma directa. Toda esta ingente cantidad de trabajo no podría ser llevada a cabo sin la colaboración de las 35 empresas e instituciones, ajenas a la universidad, que participan de una u otra manera en el funcionamiento del servicio.

Este es un sistema de trabajo que ha sido reconocido internacionalmente e incluso está siendo aplicado en algunas universidades europeas y americanas. Asimismo, en el año 2018, ha obtenido el reconocimiento, con el premio Francisco de la Reyna, del Ilustre Colegio de Veterinarios de Huesca y otro segundo premio, de la Alianza Agroalimentaria Aragonesa, por los servicios prestados y por la transmisión real de conocimiento e innovación que ha supuesto.

Finalmente, como muestra de los resultados, podemos afirmar que, prácticamente, el 100% de nuestros egresados están trabajando y que la primera residente formada en nuestra facultad ha sido la primera española diplomada en el European College of Small Ruminant Health Management mediante examen, siendo la más joven diplomada europea de este Colegio hasta la actualidad.

Ya hace años, Ortega y Gasset afirmó que las tres misiones fundamentales de la Universidad son: formar a los profesionales facultativos que la sociedad demanda; ser depositaria y difusora de la cultura de la época, y producir nueva ciencia y formar científicos. A estas misiones habría que añadir algunos planteamientos recogidos en nuestra legislación, como en la Ley Orgánica 4/2007 de Universidades, donde se indica que “las universidades, además de un motor para el avance del conocimiento, deben ser un motor para el desarrollo social y económico del país. Junto a la investigación básica, la universidad deberá impulsar la transferencia al sector productivo de los resultados de su investigación en coordinación y complementariedad con los demás agentes del sistema de ciencia y tecnología”. Esta misma Ley indica que “la investigación científica es fundamento esencial de la docencia y una herramienta primordial para el desarrollo social a través de la transferencia de sus resultados a la sociedad”. Nuestro equipo del SCRUM intenta seguir esta filosofía, formando profesionales preparados para trabajar en el mundo de la producción y sanidad animal, dando servicio y resolviendo problemas de la sociedad y generando ciencia y nuevos científicos.